Conductas detrás del éxito a la venezolana

Si hablamos de resultados podemos identificar que existen elementos culturales que no nos están ayudando a que Venezuela sea un país desarrollado. Pero la cultura, entendida como aquello que hacemos apalancado en una manera de pensar, es compleja y así como hay características de ella que no nos ayudan a avanzar, hay otras que prometen posibilidades de desarrollo para superar la permanente percepción de crisis que se vive en Venezuela. Estas características pueden observarse en la conducta.

Buscando profundizar en cuáles son las características de nuestra cultura que contribuyen a que los venezolanos puedan superar sus adversidades, lograr metas y a tener éxito, me propuse entrevistar a venezolanos dentro y fuera de Venezuela que están logrando sus metas, superando la adversidad y que destacan en áreas tan diversas como artes, ciencia, literatura, deporte, desarrollo social y familia y lo hice en el marco del proyecto de responsabilidad social empresarial www.asisoytricolor.com iniciado por el Centro de Investigación y Consultoría Capefi en junio de este 2016.

Los resultados preliminares han sido muy interesantes. Existen creencias comunes y una particular manera de hacer las cosas en este grupo heterogéneo de venezolanos que tienen éxito en sus áreas. Si bien hay muchos rasgos en común hay cuatro que destacan: La capacidad para resolver, la valoración del apoyo, la capacidad de visualizar una meta y persistir y la necesidad de que lo que hacen agregue valor a Venezuela.

Capacidad para resolver

Loa capacidad de resolver se refiere a ver posibilidades de solución de problemas donde aparentemente no las hay. Tiene que ver con la creatividad para unir magistralmente cosas que ya existían pero que aparentemente no podían estar juntas, con la capacidad de mantenerse automotivado, presente y enfocado en usar la frustración como impulso para el logro.

Personajes como el Flautista Pedro Eustache que inventó una flauta para poder tocar música que no le salía con la flauta tradicional, la abuela Chepina que teniendo que trabajar muy duro como maestra graduó cuatro hijos de la universidad y el actor y cineasta Miguel Ferrari, quien encontró la forma de comunicar temas complejos como la homosexualidad y la tolerancia de manera natural, respetuosa y fresca en su película Azul y no tan rosa, dan cuenta de esta característica.

La valoración del apoyo

Todos los venezolanos de logros que hemos entrevistado, hasta ahora, manifiestan que sin su grupo de apoyo no hubiesen llegado donde están. El agradecimiento de padres, hermanos, amigos, parejas, managers, se ha convertido en una emoción que los impulsa y saca lo mejor de ellos, permitiéndoles hacer contacto con sus vulnerabilidades y entender que sus fortalezas y resultados son potenciados por los miembros más cercanos de su comunidad. Así como Gaby, la esposa de Carlos Coste fue fundamental en la recuperación del deportista cuando se accidentó en 2006, Ricardo Campello fue clave ara que José Gollito Estredo pudiera desarrollar su potencial hasta convertirse en seis veces campeón mundial en Windsurf.

La capacidad de visualizar una meta y persistir

El éxito a la venezolana también tiene que ver con que la geografía, el contexto, la gente y la forma de relacionarnos en Venezuela ha inspirado los sueños de todas las personas que hemos entrevistado. No es casual que Greivis Vásquez se imaginara jugando en las canchas de la NBA mientras jugaba en las canchas de Coche en Caracas, o que Marcio Meléndez, físico y astrónomo venezolano alimentara su fantasía de trabajar en la NASA y descubrir los misterios del universo mientras miraba las noches estrelladas de las montañas venezolanas. El detalle está en que los venezolanos exitosos se han puesto en acción para hacer realidad sus sueños poniendo el objetivo por encima de las dificultades.

Necesidad de agregar valor a Venezuela

Sea con una bandera de Venezuela en la cima del Everest o con el sonido de un violín del Sistema del Maestro Abreu en la lejana Groenlandia, los venezolanos que hemos entrevistado identifican que parte de su éxito tiene que ver con haber nacido en Venezuela y vivir o haber vivido en el país y se sienten responsables porque saben que con sus actos le dan orgullo a Venezuela.

Las conductas asociadas a la perseverancia, el respeto, el enfoque, el sentido del propósito, la gratitud y el deseo de ser mejor a través del trabajo productivo y creador son claves para superar la adversidad que en este momento vivimos los venezolanos.

Por lo pronto, en Capefi seguimos buscando lo que también somos, eso que pueda ayudarnos a ser un país próspero y decente.

CARMEN MILITZA BUINIZKIY
@MILITZABUINIZKY